DISCURSO ELAP 2016

DISCURSO ELAP 2016

1406 940 Doris

Queridos compañeros y compañeras:

¡Un Ecuador distinto les recibe hoy con los brazos abiertos!

Es el Ecuador de la Década Ganada. La Década labrada con la impronta de nuestra gente. Diez procesos electorales ganados avalan nuestro trabajo. La lucha y la confianza de nuestro pueblo nos han permitido avanzar, como nunca antes, en la historia del Ecuador, en las transformaciones fundamentales que el país ha demandado desde que somos República.

Una Década Ganada construida con planificación inteligente, con proyección a que el Ecuador supere las taras históricas de la pobreza y la injusticia social. Ya no somos ese viejo país de las dádivas, de la caridad y la opulencia de unos pocos. Ya no somos el país al que se le imponían “cartas de intención” que tenían el objetivo de entregar en bandeja de plata los recursos de los ecuatorianos. Ya no somos el Ecuador de las humillaciones, de la invisibilización permanente de las personas con discapacidades, el Ecuador de la migración sin límites, de millones de ecuatorianos que abandonaron su país porque no tenían patria.

Ahora somos, a pesar de las dificultades de la crisis económica internacional, una Nación completa, incluyente, que no deja a ninguno de sus hijos e hijas por fuera, sino que los acoge y los protege. ¡Es el Ecuador que sacó de la pobreza a 2 millones de ecuatorianos y ecuatorianas! El Ecuador de las amas de casa y empleadas domésticas con seguridad social, y del salario digno para todos sus trabajadores y trabajadoras, el Ecuador de la educación pública de calidad y universal para niños, niñas y jóvenes.

Esta Década Ganada es la victoria contra la inequidad. Somos conscientes de que nos falta mucho por avanzar, pero los miles de kilómetros de carreteras, puentes, infraestructura productiva y estratégica, decenas de hospitales, escuelas y colegios, nuevas universidades, puertos y aeropuertos, una nueva matriz energética, cimientan un nuevo presente y futuro de igualdad de oportunidades.

El Ecuador ya cambió, como ha cambiado Latinoamérica, de la mano de los gobiernos progresistas, convirtiéndose en una región menos inequitativa y más justa para millones de personas.

Y subrayo este Ecuador distinto y nuestra década ganada, porque esto no hubiese sido posible sin ustedes, sin la solidaridad internacional, sin UNASUR. Si no hubiese existido todo ello, el 30 de septiembre del 2010 no hubiésemos derrotado la intentona golpista.

Por ello continuamos con nuestro compromiso de seguir organizando cada septiembre el ELAP en esta fecha, que nos recuerda la necesidad de la lucha permanente, de la unidad y la solidaridad, de revolucionar cada día nuestras revoluciones, para fortalecer los procesos de cambio.

También esta década ganada nos permitió enfrentar en mejores condiciones, con un Estado recuperado para la sociedad, la tragedia del terremoto del pasado abril. Valga este momento para agradecer, a cada Gobierno y a los pueblos hermanos que vinieron en nuestra ayuda. Una vez más, gracias por ese internacionalismo que caracteriza a todos y todas la revolucionarias del planeta.

Compromiso ELAP

Sin duda este ELAP 2016 es especial para todos y todas nosotras. Hemos llegado a un momento que, como dice nuestro compañero Álvaro García Linera, no es un buen momento, pero tampoco es un momento terrible. Es un momento de inflexión histórica donde las viejas élites de los 80 y 90 quieren volver a asumir el control del timón estatal, para atacar la década virtuosa de Latinoamérica, esta década donde tuvimos la mayor soberanía desde la creación de nuestros estados. Es fundamental, pues, analizar el momento y abordar los temas más relevantes, como son la economía, el fortalecimiento de nuestras agendas de construcción política, así como de integración económica y política.

Ya no hablamos sólo de RC y golpes blandos, hoy hay un programa orquestado, un nuevo Plan Cóndor que se prepara en nuestra región. Desde este lugar lanzamos nuestra voz de condena al golpe parlamentario en Brasil y expresamos toda nuestra solidaridad con nuestros compañeros Dilma Rousseff e Ignacio “Lula” Da Silva, referentes de la lucha social. También nos solidarizamos con Cristina, con el pueblo argentino, y con nuestra querida Venezuela.

Denunciamos las estrategias de las farsas judiciales para derrocar a los gobiernos populares. Lo que no consiguieron en las urnas, ahora lo quieren conseguir con golpes blandos: desacreditando a nuestros líderes, construyendo matrices de opinión donde se quiere hacer pasar la opinión de las minorías como si fuese la voluntad de las mayorías, usando el poder mediático y económico, sin ningún escrúpulo. Ésta es una lucha de décadas. Siempre hemos luchado y lucharemos por ser, no solo gobiernos, sino la real expresión de la voluntad de nuestros pueblos.

Consecuentes con nuestros principios, levantamos también la voz para celebrar el enorme aliento que nos da el proceso de la Paz en Colombia. Como dijera Gandhi: ¡No hay un camino para la paz. La paz ES EL CAMINO!

Nuestros desafíos

Estamos aquí compañeros y compañeros para asumir los nuevos desafíos que la historia nos plantea. Su presencia es muestra del compromiso para seguir caminando, y de hacerlo juntos, fortaleciendo nuestro pensamiento y acción, nuestras propuestas y nuestras organizaciones.

Aspiramos a que estos 3 días sean fructíferos y que ustedes puedan, además, sentirse como en casa, pues el Ecuador es hoy una casa cálida para todos ustedes. Estamos seguros de que este ELAP 2016, será grande en lecciones y aprendizajes compartidos. Y les extendemos la invitación para acompañarnos también en la V Gran Convención de nuestro movimiento, donde trazaremos las decisiones para encarar el proceso electoral del próximo año, y donde renovaremos nuestro compromiso por el pueblo ecuatoriano, y por la Patria Grande, de obtener una nueva victoria, que consolide esta maravillosa Década Ganada.

¡Muchas gracias!