Un enemigo invisible y mortal

Un enemigo invisible y mortal

150 150 Doris
Domingo 8 de octubre de 2017

http://www.eltiempo.com.ec/noticias/columnistas/1/422437/un-enemigo-invisible-y-mortal

Golpes. Insultos. Maltrato. Violencia patrimonial. Agresión sexual. Acoso. Son todas las caras de un enemigo invisible y muchas veces mortal demasiado presente en nuestras vidas: la violencia contra las mujeres.

Violencia que ocurre en los lugares más íntimos de la vida personal y en el entorno más cercano que paradójicamente debería ser el más acogedor: la familia, los espacios cotidianos de las mujeres, transitados desde niñas hasta adultas mayores.

La ONU ha advertido durante décadas que ello constituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres.

Las estimaciones mundiales publicadas por la OMS indican que alrededor de una de cada tres (35%) mujeres en el mundo han sufrido violencia física y/o sexual de pareja o violencia sexual por terceros en algún momento de su vida.

Un 38% de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja masculina…Estas formas de violencia afectan profunda y negativamente a la salud física, mental, sexual y reproductiva de las mujeres , sus proyectos de vida, su derecho a ser felices!

Afectan a nuestras madres, hijas, hermanas, vecinas, amigas, y por ello mismo deben interpelarnos y rebelarnos a todos contra esta indignante y tan cercana realidad!

Desde el año 1995, Ecuador se dotó de una ley así como de políticas públicas cada vez más amplias para proteger a las mujeres y combatir estas formas de violencia. Hoy, 22 años después, la Asamblea Nacional se ha comprometido con darle al país una nueva ley que fortalezca la prevención y protección de las mujeres en todo el ciclo de vida de este flagelo, una ley que comprometa a todas las instituciones nacionales y locales a un trabajo eficaz. Una ley que amplíe la definición de todas las formas de violencia que afectan a las mujeres y combata sus causas: una cultura machista y patriarcal que aún se alimenta de antivalores y concepciones erradas y graves que consideran a las mujeres seres inferiores u objetos en manos de otros.

!Esta ley no es una ley ni contra los hombres ni contra la familia como maliciosamente (y quizás desde los prejuicios y la ignorancia ) se sostiene por parte de algunos sectores. Es una ley A FAVOR DE LAS MUJERES, como sujetos de derechos y de dignidad! Es una ley para garantizar un derecho tan básico y elemental pero aún tan esquivo en pleno siglo XXI : el de gozar de una vida libre de todas las formas de violencia!

Todos, pero en primer lugar la propia familia deberíamos implicarnos en este debate y comprensión cabal y comprometida para construir una sociedad cuyo mejor índice de desarrollo sea el del pleno bienestar de las mujeres y el respeto integral a sus derechos!

Doris Soliz Carrión