Ecuador: avances y retrocesos según el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo

Ecuador: avances y retrocesos según el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo

1280 689 Doris

 

La Asambleísta Azuaya Doris Solíz, participa como ponente en el Seminario Internacional Trabajo e Interculturalidad América Latina y El Caribe: “Reflexiones en torno a la aplicación del Convenio 169 de la OIT” a desarrollarse el 16 y 17 de mayo del presente año en el Salón Mejía Lequerica de la Asamblea Nacional del Ecuador.

La Conferencia magistral tratada por la legisladora fue “El Trabajo; avances y retrocesos en el Ecuador según el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)” espacio en el que indicó que de acuerdo a datos del Banco Mundial “en el mundo, hay alrededor de 370 millones de indígenas en más de 90 países. Paradójicamente, aunque constituyen el 5 % de la población mundial, los pueblos indígenas representan alrededor del 15 % de las personas que viven en pobreza extrema”. Recordó la Asambleísta.

Así mismo señaló que desde la década del 90, el Ecuador contemporáneo fue testigo de una lucha sostenida del movimiento indígena por el reconocimiento de su lengua; sus tradiciones; sus manifestaciones culturales heredadas de culturas milenarias y diversas; sus saberes ancestrales; y su visión política.

“La nueva Constitución reconoce un Estado Plurinacional y Multiétnico que representa un pacto social donde por primera vez en la historia republicana fueron los sectores históricamente relegados (pueblos indígenas, montubios, afros, personas con discapacidad, etc.) los protagonistas centrales de un proceso de cambio social y político” añadió.

Recalcó que los pueblos y naciones requieren sistemas de salud, que dignifiquen su vida “En el Ecuador, la explotación laboral y discriminación étnica son las dos variables históricamente determinadas para entender la relación entre el trabajo y el mundo indígena”.

Recordó como un logro importante y que además fue reconocido por la OIT el sacar a más de 2 millones de ecuatorianos de la pobreza y disminuir el porcentaje de la misma a un digito.

La Constitución reconoce la economía comunitaria, asociativa y permite crear condiciones de comercio justo para pequeños productores, siendo ya competencia en el mercado.

Otro de los logros puntualizados por Solíz, fue el acceso a la seguridad social por parte de las amas de casa, las mujeres y madres tengan, reconociendo su ardua labor no remunerada.

Finalizó su ponencia haciendo un llamado a otros legisladores/as, para que los derechos señalados en el convenio 169 de la OIT no se vean afectados y de esta forma precautelar los derechos de los trabajadores, comunidades indígenas, madres y emprendimientos comunitarios.