Imporante iniciativa para prevenir dos tipos de cáncer en las mujeres

Imporante iniciativa para prevenir dos tipos de cáncer en las mujeres

2047 1365 Doris

La asambleísta por la provincia del Azuay, Doris Solíz Carrión, enfatizó este martes 28 de mayo la necesidad de que las mujeres puedan tener una jornada laboral de permiso al año para realizarse exámenes médicos para prevenir el cáncer de mama y cérvico uterino. Expuso, además, las ventajas del uso medicinal del cannabis.

Así lo confirmó durante el debate a las reformas del Código Orgánico de Salud que se realizó dentro de la sesión No. 592 de la Asamblea Nacional.

Basándose en datos del Ministerio de Salud Pública, Doris Solíz señaló que el cáncer de mama y cérvico uterino, en su orden, son la primera y segunda causa de muerte de las mujeres en el Ecuador, pese a que la Organización Mundial de Salud (OMS) establece que estos tipos de cáncer son enfermedades que se puede prevenir de manera eficaz a través de exámenes anuales de mamografía y papanicolao

Solíz presentó en noviembre de 2017 a la Comisión Permanente de Derecho a la Salud esta iniciativa –vía proyecto de ley- para crear un mecanismo preventivo, eficaz y universal para que las mujeres puedan prevenir el desarrollo de estos tipos de cáncer. “Un día que hace la diferencia entre la vida y la muerte”, señaló la legisladora, al tiempo que recordó que este mecanismo ya se ha  aplicado en Uruguay con excelentes resultados.

También recordó que existe el suficiente espacio y logística adecuada  en los Centros de Salud Pública y del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) para que las mujeres se realicen dichos  análisis.

En su intervención,  mencionó el uso medicinal del cannabis como terapia intensiva en distintos tipos de tratamientos médicos como la reumatología, terapia actual para tratar el lupus grave, y otras que combaten la osteoporosis.

Como tercer punto,  abordó los tres 3 graves problemas que el Sistema Público de Salud debe atender con  relación a la salud y la vida de las mujeres: la mortalidad materna; el aborto en caso de emergencia médica; y el embarazo adolescente. Son “tres problemas de salud pública  que se debe atender con eficacia, prontitud  y sin ninguna restricción”, puntualizó.

Para la legisladora azuaya es relevante abordar estos temas donde se priorizan los derechos de  los seres humanos a gozar de una salud integral a lo largo de todo su ciclo de vida.